Gabriel Fonzo, CEO de Integrity, en conversación para el portal El Mostrador

La cifra, que reveló un estudio del World Economic Forum, es más de un 10% superior al promedio mundial. El 93% de los habitantes de la región cree, además, que el reciclaje es extremadamente importante.
 
Sin duda, la contaminación generada por los desechos plásticos es un tema que está al centro del debate. Y es que, según Naciones Unidas, estos representan el 85% de los residuos que llegan a los océanos y se proyecta que para 2040 dichos volúmenes casi se triplicarán alcanzando los 50 kilos de plástico por metro de costa en todo el mundo.
Si bien es una problemática que llama la atención internacional, un estudio del World Economic Forum arrojó que en América Latina la ciudadanía está especialmente inquieta.
En específico, el 81% de los habitantes de Latinoamérica y el Caribe dicen estar extremadamente preocupados por la contaminación plástica, cifra que es superior al promedio mundial que bordea el 67%.
En cuanto a los aspectos que más los inquietan, el principal se relaciona con sus efectos en los océanos y la vida marina, seguido de la basura que generan y los efectos en la salud humana.
Uno de los resultados interesantes es el grado de relevancia que se le asigna al reciclaje. De hecho, el 93% considera que es algo extremadamente importante, número ampliamente más alto que el 6% que le otorga una prioridad moderada.
“Lamentablemente, aún sabiendo que lo evalúan como algo crucial, las tasas de reciclaje plástico en Chile y América Latina siguen siendo bajas y aunque van creciendo, lo hacen  a ritmo muy lento”, asegura Gabriel Fonzo, CEO de Integrity, empresa chilena que recicla residuos plásticos PET y los transforma en materia prima para nuevos envases.
Considerando los resultados del análisis, que abarcó más de 11 mil encuestados, existen barreras que impiden avanzar en esta práctica fundamental para el desarrollo sostenible.
La principal según los entrevistados en América Latina y el Caribe es la falta de programas y servicios que permitan reciclar o bien que los ciudadanos no llegan a conocerlos.
“Ese es un obstáculo también en Chile, junto a la poca confianza que hay en torno a la disposición final de los residuos y los escasos conocimientos en torno a cómo reciclar».
En esta línea, el experto afirma que el foco debe estar puesto en educar, además de motivar con incentivos concretos, ya que las personas no cuentan con las herramientas necesarias para llevar la motivación a la acción.

 

Scroll al inicio
Hola, ¿necesitas ayuda? :)