Despacho gratis en Región Metropolitana a partir de 20 cajas (compra por mayor)

EcoIntegrity presente en el programa «Recupera y transforma» en la provincia de Chiloé

Nueve de las 10 comunas de la provincia de Chiloé depositan sus residuos en vertederos ilegales, y solo Ancud gestiona sus residuos en un relleno sanitario autorizado, aunque los camiones tengan que desplazarse casi 1.200 kilómetros ida y vuelta hasta Los Ángeles, pasando por cuatro regiones distintas. Por tal motivo, la crisis de la basura en la isla es un hecho patente, y quizás permanece un tanto incógnita entre los encantadores paisajes que ofrece al turista.

“En la isla se suele dar, sobre todo en las zonas rurales, de tener ecosistemas prístinos con alto valor y servicios ecosistémicos con esta problemática cultural y ambiental de los residuos”, opina Mayling Yuen, directora general en Chile de Fundación La Ciudad Posible, entidad cuyo propósito es regenerar recursos para sostener la vida de los ciudades y los territorios, y que funciona paralelamente en Argentina y Uruguay.

Financiado por SC Johnson e impulsado por La Ciudad Posible nació, hace dos años, el programa Recupera & Transforma para abordar la problemática de los residuos en el Archipiélago de Chiloé y también en la ciudad argentina de Puerto Madryn. Apoyado por una red de instituciones públicas y privadas comprometida con el abordaje de la realidad ambiental en territorio isleño, este programa desarrolló actividades inspiradas en tres ejes temáticos: gestión de residuos, economías locales y circulares y restauración de infraestructura en ecosistemas de alto valor en biodiversidad.

“Uno de los fundamentos de este programa es contribuir a la conservación de ecosistemas y escenarios naturales que puedan verse afectados, y eso viene acompañado con la construcción de capacidades locales, vinculadas con economías restaurativas”, complementa Mayling Yuen. El hito de cierre de las actividades realizadas en el marco del programa tuvo lugar en el CECREA Castro los pasados 1 y 2 de febrero.

La Isla Bonita

Durante la primera jornada de ese hito de cierre se desarrolló la Caravana Circular, a la cual concurrieron delegaciones comunales de Chiloé. Junto a CECREA Castro se celebraron varios talleres, experiencias sensoriales y actividades de diseño participativo. En dicha ocasión, además, se dio por concluida una campaña alineada con el eje temático “gestión de residuos”: el envío a Santiago de un camión con material plástico recolectado en Chiloé, en el que participaron los municipios de Ancud y Castro, Novaterra e Integrity, empresa recicladora que acopiará la entrega de los residuos para ser reciclados.

“Más allá de armar un programa de gestión de residuos en la isla, lo importante es sensibilizar acerca la importancia de colaborar para que los residuos salgan de estos lugares. Hay islas con falta de conectividad y que ni siquiera tienen recolección. Es importante darles salida”, explica Mayling Yuen.

En concreto, el camión partió con cerca 10 toneladas de residuos plásticos a Chiloé, fruto de varias campañas de limpieza y recolección en varias comunas de la isla, donde incluso hallaron boyas en desuso de la industria salmonera. Dentro de ese cargamento destacan las botellas PET que serán recibidas por Integrity. “Para nosotros es fundamental cooperar y potenciar la recuperación de residuos del plástico PET, que  permite un 100% de reutlización, transformándolo en nuevos envases 100% reciclables. Ser parte de este gran trabajo para retirar los residuos de la isla de Chiloé y garantizar su valorización es el primer paso de un trabajo colaborativo importante”, dice Pamela Rivera, de Integrity.

En tanto, el mismo día 1 de febrero, tuvo lugar el hito de cierre de otro de los ejes de Recupera & Transforma: economías locales y circulares. En dicha ocasión se produjo el lanzamiento de la marca Isla Bonita, un emprendimiento conformado por artesanas y recicladores de Puqueldón, en la isla Lemuy. Tras dos años de coordinación en el marco del programa, las artesanas lograron integrar el plástico reciclado a su ancestral dominio de la cestería, creando materiales como posavasos y maceteros. Justamente en la jornada del 1 de febrero, las artesanas de Isla Bonita dictaron un taller a niños y niñas mostrando los frutos de su trabajo.

“El programa aportó todo el equipamiento para que las artesanas pudieran reciclar el plástico e impulsaran un modelo circular. Fue interesante cómo se vinculó la artesanía con esta tecnología. Ahora están vendiendo productos con etiqueta y se están constituyendo como cooperativa. La idea es que se le puedan vender los productos a una gran empresa, para que ellas no hagan la gestión de venta que es lo que más cuesta”, comenta Mayling Yuen.

“Procesamos plástico y los transformamos en posavasos y maceteros, y todo el resto se hace con materiales reciclados que se recolectan en nuestra comuna. Los procesamos en nuestra sala en Lemuy. Tenemos dos máquinas: la extrusora y la inyectora (maceteros y posavasos)”, dice por su parte María Catelicán, de la cooperativa Lemuy Circular e impulsora de la marca Isla Bonita.

Nota del portal: www.paiscircular.cl

Scroll al inicio